sábado, 30 de noviembre de 2013

Día 30: Los juegos de rol deberían…

Hala, ya estamos aquí. Última entrada del Desafío de los 30 Días, con una bonita forma de acabar.

Los juegos de rol deberían…unir. Esa debe ser su premisa fundamental. Unir a personas que disfrutan de una actividad juntos. Unir a desconocidos que dejarán de serlos. No separar por peleas internas, sino generar un clima de confort y confianza, incluso en los malos momentos. Debe unir a escritores, editores y consumidores; que miren por su interés pero también sean conscientes de que unos no pueden ser nada sin los otros. En estas relaciones, la retroalimentación es fundamental, porque nadie tiene millones para movilizar masas, porque estos productos no son de masa; ni deben serlo, ni lo serán. Unir a personas de diferentes países, porque uno de los mayores desafíos de los juegos de rol debe ser trascender fronteras e idiomas, como actualmente sucede, pero aspirando a mucho más. Unir a los que saben y los que no saben, servir como plataforma a los poderes públicos para reforzar nuevas mecánicas de gestión cultural, de la índole que sean. Es posible, el Ministerio lo asevera.




Visito jornadas, contemplo mi mesa de juego, escucho sobre otros, hablo con escritores, soy consumidor…todo me hace pensar que el fin último, incluso por encima de la diversión como una consecuencia de esto, es unir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada